icon-cart Created with Sketch. icon-lupa Created with Sketch.

Nuestros horarios de entrega han cambiado: 2 a 3 días hábiles. Horarios de atención: Lunes a Viernes: 8:00 a.m. - 17:30 p.m / Sábados de 8:00 a.m. - 12:00 m.

Mi carrito

* Recuerda que para hacer una compra el valor minimo es $50.000

Total

$ 0

imageName

VINOS DEL MES

Valpolicella, Recioto, Ripasso y Amarone: Una historia entrelazada en los vinos italianos

Como todo en el vino, nada es tan simple como parece. La historia del Ripasso es la historia del Amarone, que también es la historia del Recioto, y que a su vez es también la historia de Valpolicella; todos ellos, distintos vinos típicos de la región italiana del Véneto.

El lugar para comenzar esta historia es en la zona de Valpolicella, donde se elabora el vino más tradicional y famoso de la región italiana del Véneto, elaborado con uvas Corvina, Rondinella y Molinara, llamado como su lugar de origen, Valpolicella. El Valpolicella es un vino italiano agradable, económico, brillante, afrutado y con sabor a cerezas, fresco y sin mayores pretensiones. Si bien parece ser un vino muy estable, es aquí donde entra la historia del Recioto. Los productores del Véneto querían agregar algo de "fuerza" a sus vinos, darles una profundidad que las uvas realmente no podían entregarles. Es entonces cuando comienzan a secar parcialmente las uvas antes de la fermentación, lo que dio como resultado un vino mucho más complejo, pero también más dulce: el Recioto.

Históricamente, a los italianos les ha gustado mucho el vino tinto dulce, por lo que el Recioto fue bien recibido y apreciado. Sin embargo, en algunas ocasiones el vino que estaba destinado a convertirse en Recioto siguió fermentando, se consumió todos los azúcares residuales de las uvas, y se obtuvo un vino seco (algunos dirían "amargo"). Este es el nacimiento del Amarone: amaro = amargo, no en el sentido de un sabor amargo sino en contraste con la dulzura esperada. El Amarone surgió entonces de un Recioto que se dejó demasiado tiempo fermentando y que terminó por quitarle su dulzura natural. Este vino fue despreciado inicialmente por considerarse un error en la elaboración, pero a pesar de las circunstancias, los gustos de los consumidores cambiaron con el tiempo, y ahora una botella de Amarone, "muy amargo" (seco) puede costar fácilmente en promedio $250.000 y, a menudo, más de $500.000 pesos.

Ahora bien,  ¿Cómo llegamos a Ripasso? Piensa en Ripasso como el punto medio entre Valpolicella y el fantástico Amarone. El objetivo, nuevamente, fue otorgar más complejidad al tradicional Valpolicella. Después de prensar las uvas secas para Amarone, sobraron muchas pieles de uva, y en lugar de tirar estos “residuos”, los enólogos comenzaron a usar las pieles en una segunda fermentación del Valpolicella, infundiendo en el vino una mayor complejidad. Por lo tanto, Ripasso, que significa "volver a revisar, a repasar", se convirtió en un proceso que resultó tan exitoso que recibió su propia DOC (Denominación de Origen Controlada) en 2007, “Valpolicella Ripasso”.

Todos los vinos que tengan DOC Valpolicella Ripasso nos permitirán experimentar sabores únicos y deliciosos, un punto medio entre el clásico Valpolicella y el complejo y valioso Amarone, pagando así mismo un precio intermedio entre estos dos vinos.

En un Valpolicella Ripasso encontrarás la fruta roja, protagonista siempre en los Valpolicella, pero ahora mezclada con taninos y sabores extraídos de esas pieles de uva secas, que resaltan otros sabores como las frutas negras como agraz, ciruela pasa, especias, cuero y un final más largo.

Si bien el origen de un vino conllevó a la creación de otro, todos los vinos provenientes de Valpolicella tienen características y atributos únicos, lo que los hace especiales y sin nada que envidiar el uno del otro.

¿Te gusto este artículo?

Artículos relacionados